Orphan Black: las 1.001 caras de Tatiana Maslany

Orphan Black: las 1.001 caras de Tatiana Maslany

‘Orphan Black’ es una serie que gana adeptos cada día en todo el mundo. Gran parte del éxito se debe a su actriz principal, Tatiana Maslany.


sarahmanninglesslarge

aa_ob_wallpaper_1920x1200

La vida de Sarah Manning nunca había sido lo que se dice ejemplar: huérfana desde temprana edad, viajó a Norteamérica desde Reino Unido junto a su hermano Felix Dawkins, bajo la tutela de Siobhan Sadler, en busca de un mañana mejor. Durante los últimos 10 meses, Sarah ha estado huyendo de todo y de todos aquellos que le importan. Sin embargo, todo su mundo se desmorona cuando un buen día conoce a Beth Childs en una estación de tren. Childs es una mujer con la que Manning nunca antes había coincidido y da la casualidad de que es físicamente idéntica a ella. Momentos después, Childs es arrollada por un tren y a partir de ese instante, Manning adopta la identidad de Childs, lo que la lleva a descubrir algo sorprendente: tanto ella como Childs son clones. Y no son las únicas ahí fuera…

Orphan Black es una de esas series para las que no existe término medio: o bien esos tres primeros minutos en la estación de tren nos atrapan para no soltarnos nunca, o bien a pesar de seguir viéndola, no nos dice absolutamente nada. Con ciertos toques de suspense, la serie puede llegar a recordar a Alias, en la cual, también teníamos a una fuerte protagonista femenina. Pero los paralelismos con la serie de J.J. Abrams van más allá de encontrarnos con las múltiples caras de un mismo personaje: la trama de Orphan Black, al igual que ocurría en Alias, llega a un punto en el que resulta imposible saber en quién confiar. Todos pueden ser enemigos. Todos pueden ser aliados. Algunos son ambas cosas, otros tienen sus propios intereses. Para más inri, alguien está dando caza a los clones, y se desconoce por qué. Por otra parte, tenemos un grupo del que no sabemos bien qué pensar, los llamados Neolutionists. Este grupo tiene una peculiar filosofía sobre la evolución humana a través de la tecnología, una filosofía que se basa en algo que, a los más jugones del lugar, nos puede llegar a recordar a la tecnología de aumentos vista en los videojuegos de la saga Deus Ex.

Just one. I’m a few. No family, too. Who am I? La serie explora continuamente la relación existente entre lo innato y lo adquirido. El yo y mis circunstancias. La relación entre aquello que somos por naturaleza y aquellos factores ambientales o circunstanciales que moldean nuestra personalidad. Traducido de otra forma: Orphan Black trata sobre la búsqueda de identidad, así como de la necesidad de sentir pertenecer a un grupo o la importancia de la unidad del mismo. Orphan Black cuenta mucho más de lo que a simple vista pudiera parecer.

Seems legit…

Pero si hablamos de Orphan Black, resulta imperativo hablar de su actriz principal, Tatiana Maslany. Esta canadiense, quien hasta ahora había sido una completa desconocida para el gran público, da vida no sólo a Sarah Manning, sino también al resto de los clones, y lo hace de una forma magistral. Cada uno de los clones tiene una personalidad única que los distingue entre sí, una forma de moverse distinta, de hablar, e incluso de mirar. Lograr transmitir cada uno de los matices que los diferencia no es tarea sencilla, aunque Maslany lo consigue de forma excepcional: Sarah es una timadora de poca monta, punk-rocker de aspecto desgarbado y fan de The Clash; Alison es una soccer mom neurótica y con problemas con la bebida; Cosima es una brillante estudiante de postgrado en biología y Helena es la fanática religiosa. Maslany es tan jodidamente buena que consigue convencer al espectador de que lo que está viendo se trata en verdad de cuatro personas distintas que existen en la realidad, y no cuatro personajes interpretados por una misma actriz. Por ello, y le pese a quien le pese, Orphan Black es Tatiana Maslany. Resulta imposible hacerse seguidor de la serie y no hacerse seguidor de Maslany, estando ambos hechos intrínsecamente unidos.

Las múltiples caras -nunca mejor dicho- de Tatiana Maslany

Las múltiples caras -nunca mejor dicho- de Tatiana Maslany

Creada por John Fawcett y Graeme Manson, Orphan Black es una serie que va ganando adeptos cada día. Con tan sólo dos temporadas a sus espaldas, su fandom, conocido como #cloneclub, crece de manera exponencial día tras día en todo el mundo. Parte de ese éxito se debe en gran medida a su actriz principal, Tatiana Maslany, y a su excelente representación de cada uno de los clones, sin olvidarnos del extraordinario carisma del que goza la actriz, tanto dentro como fuera del plató. Confirmada una tercera temporada, a ser estrenada en primavera del 2015, Orphan Black se postula como una serie que poco a poco se va haciendo un hueco en las televisiones de todo el mundo, y quién sabe si algún día llegaremos a hablar de ella como uno de los mayores hitos de la televisión moderna.

Imágenes | BBC America, Tumblr y Twitter

COMENTARIOS

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.