Half-Life 2: ¿Quién dijo que las segundas partes eran malas?

Half-Life 2: ¿Quién dijo que las segundas partes eran malas?

El regreso de Gordon Freeman, el científico mudo más famoso.


Desarrolladora: Valve
Distribuidora: Electronic Arts
Diseñador: Valve
Fecha de lanzamiento: 16 de noviembre de 2004 (Steam, PC)
Género: Acción en primera persona
Modos de juego: Un jugador, multijugador
Clasificación ESRB: M (Mature)
Plataforma: Windows
Requisitos: 1.2 GHz de procesador, 256 MB RAM, DirectX 7
Controles: Gamepad, teclado, mouse, joystick

¡AVISO! PUEDE CONTENER SPOILERS

Tras la muerte de Nihilant y habiendo solucionado la tormenta de portales, creíamos que la Tierra estaría a salvo de los invasores. Nos equivocábamos. Ahí fuera existía algo mucho más temible que los xenianos. Éstos no eran más que unos títeres en manos de otros seres mucho más escalofriantes: los Combine.

Después de que los Combine se dieran cuenta del enorme potencial de los seres humanos, deciden conquistar la Tierra, y así, en la llamada “guerra de las siete horas”, la Humanidad es vencida. Todo el mundo queda bajo el dominio de esta nueva raza.

¿Todo? ¡No! Por suerte, existe una gran esperanza para la resistencia: Freeman. Gordon Freeman. Un hombre que no necesita presentación…

Una vez más nos toca ser el héroe. ¡Jolines! Con lo plácidamente dormidos que estábamos en nuestro estado de hibernación forzado y ya nos tiene que volver a venir a dar la brasa el tío este del traje. G-man dicen que se llama. Habla de una forma muy rara y nunca sabemos realmente cuáles son sus intenciones. En fin, que después de que nos suelte el sermón aparecemos en un tren, camino a Ciudad 17, donde el mandamás es un viejo conocido de Black Mesa…

Tras liarla un poco por la city, nos damos cuenta de que las cosas han cambiado bastante: unos tipos muy raros vestidos de uniforme dan palizas porque sí a los ciudadanos y unos zancudos te pueden hacer cachitos con sólo escupirte. Seguimos explorando un poco hasta que uno de esos tipos raros se cansa de nuestras gilipolleces y nos lleva a una sala VIP. Al llegar al lugar, nos damos cuenta de que nos han timado: ¡Aquello está lleno de sangre! Pero aún las cosas se tuercen más cuando vemos que el tipo raro que nos ha descubierto ese lugar nos deja a solas con otro colega suyo que estaba ya dentro, y nos tememos lo peor…

Justo cuando creemos que vamos a ser sodomizados, el tipo raro se quita la máscara y… ¡Sorpresa! ¡Resulta ser nuestro viejo amigo Barney Calhoun! Sí, el rata que nos sigue debiendo una maldita cerveza durante todos estos años…

Después del susto que nos pega el muy jodío, nos largamos por patas, rumbo al laboratorio clandestino de un tal Dr. Kleiner, un tío calvo con gafas con pintas de empollón que es el que tiene nuestro traje HEV, ya sabeis, ese tan chulo que te chiva que te has hecho daño cuando te caes de una gran altura. Qué haríamos sin la inteligencia artificial…

De camino, nos volvemos a encontrar con los tipos raros, aunque esta vez nos salva del lío una tal Alyx Vance, hija de Eli Vance, un viejo científico de Black Mesa, y juntos llegamos al laboratorio de marras.

Allí, Kleiner nos pone al día, además de devolvernos nuestro traje molón y después de que nuestro teletransporte se averíe, el bueno de Barney nos da únicamete para defendernos una palanca. ¡Una palanca! Pero tío, ¿tú has visto los bichos que hay ahí fuera? En fin, a partir de aquí, comienza nuestra aventura por la liberación de la raza humana de los malvados Combine, también conocidos como La Alianza.

Mejor historia, mayor duración, mejores armas, mejores gráficos, gran jugabilidad… ¿De verdad es necesario que lo diga?

Bien, en ese caso: Todos hemos oído alguna vez eso de que las segundas partes nunca son buenas. Eso lo dicen porque no han jugado a Half-Life 2. Bajo mi humilde punto de vista, esta segunda entrega no sólo no es mala, sino que supera a su predecesora. Como ya comenté por otros lares (aunque es algo que sigo pensando), si la primera entrega; Half-Life, era (y es) un juego de la hostia, definitivamente, este Half-Life 2 es la rehostia. Así de simple.

Grandes armas, como la pistola antigravitatoria, de vital importancia en la parte final del juego y que nos es de gran ayuda en otros muchos momentos del juego, como en “¡No vamos a Ravenholm!” en donde la munición es escasa y esta arma nos permite partir en dos con hojas de sierra a los zombies que se nos pongan tontos. Una auténtica gozada.

Intensos niveles, como el que ya he citado en el párrafo anterior, “¡No vamos a Ravenholm!”; Ravenholm es un pueblo por el que nos vemos obligados a pasar, debido a que el laboratorio en el que nos encontramos es atacado por los Combine; justo después de que Alyx nos diera el arma antigravitatoria. En este lugar, nuestros únicos aliados serán el arma ya nombrada y el padre Grigori; pastor de Ravenholm. Dentro del pueblo, infestado por toda clase de zombies, nos veremos las caras con viejos conocidos como los headcrabs y los zombies, aunque también nos enfrentaremos a un nuevo tipo de enemigos; los fast headcrab y poison headcrab; con respectivos huéspedes parasitados, fast zombie y poison zombie.

Por otra parte, me ha resultado curiosa la posibilidad de controlar a las hormigas león mediante las feromonas, a pesar de que una vez del capítulo “Nova Prospekt” (si mal no recuerdo) pierdan toda utilidad…

Intensa acción que se desarrolla dentro de los límites de Ciudad 17, en capítulos como “Anticiudadano Uno” o “Seguid a Freeman” en donde nos enfrentaremos a los llamados zancudos dándoles pa’l pelo, o por la “Ruta del Canal” yendo por los más recónditos lugares de la ciudad, en una moto acuática y mientras no para de perseguirnos un helicóptero.

Gráficos más realistas, una mejora que se lo tenemos que agradecer al motor gráfico Source, con el que Valve demuestra el potencial que puede conseguir a través de este Half-Life 2.

Definitivamente, esta segunda entrega reune todo lo que nos maravilló en la primera entrega y lo mejora aún más. Por eso creo que resulta difícil que haya algún fan del primer Half-Life que no se maravillara con esta segunda parte. Y si lo hay, no lo conozco todavía…

Un juego que gusta a propios y extraños, aunque esta sólo sea mi humide opinión…

  1. Ollodepez

    noviembre 8

    Pues, no he jugado a ninguna de las dos entregas. Habrá que remediarlo, que después de leerte me han entrado ganas 😉
    Un saludo y gracias por la recomendación

  2. Nancy Callahan

    noviembre 8

    @Ollodepez Half-Life es el responsable de que empezara a mirar a los FPS con otros ojos. Ambos títulos son muy recomendables, por lo que te animo a que los pruebes 😉

    @Tempano Son pocos los títulos que he jugado, pero los que he tenido el placer de completar me han dejado un estupendo sabor de boca.

    Con Half-Life 2 siempre quieres más y más y más. Ahora que lo comentas, nunca me había dado cuenta, pero en Ravenholm no recuerdo que se hiciera nunca de día… xD

    Sin duda, el motor gráfico Source en combinación con el Havok, permitieron a Valve sacar un juegazo como pocos. Valve, Valve; adorada y odiada por partes iguales… xD

    ¡Saludetes!

  3. Tempano

    noviembre 8

    Es la perfeccion elevada a la enesima potencia. Pocos, muy pocos juegos han conseguido en mi tal nivel de enganchamiento como el Half Life 2, si acaso el CoD 4 en veterano.

    El motor Havok sigue dando que hablar incluso hoy y siempre se ha comentado que fue un motor fuera de su epoca, Valve se colmo en calidad. Solo de recordar determinadas fases… Sin duda alguna mi favorita fue Ravenholm, el nivel de interactuar era enorme, las tuberias que teblaban, gruñidos de no se sabe donde, oscuridad permanente, Diox…

    Ahora como consejo personal te aconsejo mods, llegue a ludar a The Island, una isla infestada de zombies tipo headcrab, fast headcrab y poison headcrab. Hay otro, que no puede hacerlo funcionar en su momento que es Ravenholm en plan extendido.

    LARGA VIDA AL HL2!!

  4. GredXII

    noviembre 8

    Ah Gordon Freeman, cuantas aventuras habremos vivido juntos…

    Poco mas puedo añadir a lo que ya has dicho tu, HL2: segunda parte buena 🙄

  5. @cristian

    noviembre 9

    HL y HL2 son los juegos que lograron alejarme de los RTS por un buen tiempo. Anteriormente había sido el Duke Nukem 3-D.

  6. varego

    noviembre 9

    Sin duda su revolucionario motor grafico lo convirtio en juego fuera de su epoca..lamentablemente solo he visto demos y videos del original pero sus secuelas en Conter Strike y demas, parecen no pasar de moda en especial en Deathmach Team..juuuuuuuuuuuuu

  7. Maeglin

    noviembre 9

    Estoy contigo.
    La revisión de clasicos, cuando la pieza merece la pena, tiene un sabor muy diferente jugar de nuevo este HALF LIFE 2 a día de hoy y se aprecian cosas que cuando era novedad no te percatabas. Muy buen artículo.

  8. Big Boss

    noviembre 10

    Me encanta el Half life 2 pero del que estoy enamorado es de la primera parte, ni punto de comparación. El Half Life 1 supuso un antes y un después en el género de los fps tanto a nivel narrativo, como de diseño, optimización, etc.

    A ver si sacan de una p*** vez el episodio 3, comienzan a hypear el Half Life 3 y se dejan de Lefts 4 Deads cada seis meses.

  9. Yonseca

    noviembre 11

    Ooooh, dios mío, que tema has ido a tocar.
    Ese juego es un orgasmo puro. Tremendo, de trama, aunque el final me dejó un poco con la pregunta en la boca.

    Largo, bueno, y adicivo. ¿Qué más se puede pedir?

  10. Agustín

    noviembre 12

    oh, todo lo que sea matar y matar bienvenido sea!!!

    no habrá como el counter strike!!

    saludos!!

  11. rasttt

    noviembre 28

    Un gran juego sin duda alguna.

    Pensaba que perdería calidad respecto al primero, pero la verdad es que se mejora.

    Como bien han dicho por ahi, el Half-Life 1 supuso un hito en la historia de los videojuegos, pero este no se queda lejos.

    Altamente recomendable.

    Saludos Gorgonitas

  12. Nancy Callahan

    noviembre 29

    @GredXII Es lo malo de acostumbrar a jugar a juegos que ya tienen unos añitos a estas alturas: poco más se puede añadir a lo que en su momento ya dijeron otros muchos gamers y no gamers acerca de este juego…

    Además, no podía hacer un post para escribir únicamente “Half-Life 2: la rehostia”, ¿O tal vez sí? 😉

    @cristian El Duke Nukem lo tengo pendiente por ahí y no descarto probarlo algún día…

    @varego Si te gusta lo que ves en las demos es mucho mejor el juego al completo… Creéme… 😉

    @Maeglin Me alegra que te haya gustado; aunque sea un tanto “viejo” (5 años no son tanto) creo que merece la pena darle una oportunidad, si con este post llega gente al blog, le pica el gusanillo y lo juega, quedaré más que satisfecha… 😀

    @Big Boss Como el original ninguno, sin duda. Lo que pasa es que el primer HL dejaba el listón muy alto que quizás se veía difícil de superar, y tras su salida se despejaron todas las dudas…

    @Yonseca Pues se puede pedir que el final no fuera tan WTF?; es el único “pero” que le saco… 😛

    @Agustín Si jugaste al Counter Strike deberías probar el Half-Life, el primero, el original. Yo lo dejo caer…

    @rasttt Por eso conviene recordar de vez en cuando estos juegos, que a pesar de sus añitos, eso no quita para que sean altamente recomendables. 😉

    ¡Saludetes!

  13. CesarInnMEX

    diciembre 24

    Sin duda la mejor saga de FPS’s que pueda existir… Ahora, estamos a la espera del Episode 3, que ganas de jugarlo caramba.

    Un saludo

  14. @cristian

    diciembre 24

    Episode 3, ¿no es considerado Vaporware?

  15. Nancy Callahan

    diciembre 26

    @CesarInnMEX A pesar de no ser muy aficionada a ellos, esta saga ha logrado conquistar mi corazoncito ^^

    @cristian Esperemos que no, muchos son los que esperan el desenlace final (entre los que me incluyo; una vez juegue los dos Episodes… ^^”)

    ¡Saludetes!

  16. DukeNukem

    enero 9

    Muchas gracias por tú comentario en mi blog.

    Como bien dices, el bueno de Gordon es prota de unos juegazos.

    Más el 1 que el 2, ¿no?

    un saludo!

  17. Nancy Callahan

    enero 9

    @DukeNukem A pesar de que Half-Life dejara el listón muy alto, para mí el 2 es, como dice tempano, la perfección elevada a la enésima potencia 😀

    ¡Saludetes!