Hate this and I will love you

Hate this and I will love you

Que nadie se haga ilusiones. Era simplemente que no sabía cómo titular esta entrada. Eso, y que era mi oportunidad para…


Que nadie se haga ilusiones. Era simplemente que no sabía cómo titular esta entrada. Eso, y que era mi oportunidad para titular una entrada con una canción de mi grupo favorito, Muse.

Pero me voy a centrar en el meollo de la cuestión: la Navidad. La Navidad, esa época del año en la que a todos nos entra un no sé qué un qué sé yo, la gente está dispuesta a dar sin recibir nada a cambio, los anuncios de juguetes invaden por momentos nuestras televisiones, al igual que los telemaratones edulcorados para que ayudemos a los más necesitados, las calles consumen un 50% más de luz gracias a los adornos navideños, y lo que es más importante: gastar. La Navidad y todo lo que representa, deja de tener sentido una vez hayas superado los 7 (o en su defecto, 8) años. A partir de ahí, es cuando pierdes la inocencia y te empiezas a dar cuenta de toda la parafernalia que se esconde detrás.

Lo que de verdad invade en estas fechas está lleno de mentiras. La Navidad es una gran mentira. No sé si será cosa de la edad, que he perdido la ilusión o si es porque realmente me he dado cuenta de todo el mamoneo que se esconde detrás de tan señaladas fechas. La Navidad es una invención de los grandes almacenes. No hay más que ver las calles de una gran ciudad para darse cuenta de ello. La gente lo único que hace en estas fechas es comprar, comprar y comprar. Todo el mundo consume en estas fechas.

Sin embargo, algo bueno debe de tener la Navidad: las reuniones familiares. Es una excusa perfecta para hacer esa cena de la que tanto se ha hablado a lo largo del año y que no se ha llegado a realizar. Pues Navidad es la excusa perfecta… ¿Hasta qué punto? Muchas de las disputas familiares surgen a raíz de una de estas cenas, algo que en principio parece inofensivo, ya que somos capaces hasta de llevarnos bien con nuestro peor enemigo, hasta que recuerdas el motivo por el que lo odias. Pero bueno, estamos ya tan habituados a toda esta pantomima que fingimos ser un actor más dentro de esta gran función, hasta que nos hartemos…

Dicho esto, sólo me queda añadir: ¡FELICES FIESTAS!

COMENTARIOS

  1. Metalia

    diciembre 24

    Bueno, a pesar de todo, ¡Felices fiestas!.

  2. Maeglin

    diciembre 24

    YO SÍ CREO EN LA NAVIDAD. Creo tras unos años de parón azul oscuro casi negro en que pensaba muy parecido a tí. Pero un día llegué (Sería más acertado decir “sentí”) a la conclusión que la Navidad, Hanukah etc es sólo la chispa. Una excusa para pensar un poco en los demás. Sí, se compra y se consume pero en el caso de cada vez más gente de un modo responsable y buscando el detalle que despierte ilusión y alegría en quien lo recibe al margen de modas, anuncios o precios.Aparte el solsticio de invierno es en culturas como la budista un punto de inflexión tras el retraimiento otoñal para que vuelva nuestra fuerza y alegría interior.Alasse len Nancy y Feliz Navidad

  3. Roy Ramker

    diciembre 24

    Yo he pasado épocas como tú, te entiendo muy bien.Felices fiestas para todos ^_^

  4. Bra'tac

    diciembre 24

    la verdad, esq las cenas familiares no me llaman, y el consumismo tira de mí con fuerza pero rara vez me puede…si se puede decir, feliz verano, feliz semanasanta, feliz constitucion o feliz puente del pilar… tb t deseo una feliz navidad!

  5. MaJo

    diciembre 25

    De ciera manera, coincido contigo en el gran punto, el del consumismo. Hoy, me toco trabajar hasta tarde y pude ver a mucha gente corriendo de aqui para alla con muchas bolsas y con sus caras de angustia, y bajo ese agobiante sol de verano, discutir por un regalo. No me parece, no estoy de acuerdo “con las cosas a ultima hora”, no soy perfecta, se me quedaron algunos regalos en el olvido y tuve comprarlos ayer, pero no me strese y fui pensando en “el presente que pudiese gustarle y animarle”, pues eso. Decidi que la navidad es para acercarse a quienes quieres, compartir un buen momento y dedicar un mensaje u/o regalo, pero sin que se nos vaya la vida en ello. Con más tranquilidad, con más paz conmigo misma.Cada uno, tomara esta época, según este su animo. En lo personal, este año estoy muy cansada, me han gustado los saludos informales que he recibido, y quiero estar tranquila.De todo corazón, que tengas unas bonitas celebraciones Nancy ^^Saludos!! ^^

  6. Scope131

    diciembre 25

    Pues yo creo que, aunque se ha “prostituido” a occidente… … … (¡maldito Zakhaev!) digo… aunque el espíritu se ha “ensuciado”, sigue siendo el mismo, porque aunque ahora nos vendan cosas a todas horas y en cualquier sitio, parte de la esencia (como puede ser el hecho de reunir a toda la familia, aunque nos llevemos mal con ellos, para comer) se mantiene…Igualmente… ¡FELICES FIESTAS!Y perdona el retraso, que a Ollodepez también la he felicitado tarde… Eso me ha pasado porque hay tantas entradas que felicitan la Navidad que uno se lía…

  7. Jarkendia

    diciembre 25

    Consumismo aparte, lo importante es estar con los seres queridos. Dicho lo cuál, felices fiestas ;P

  8. tempano

    diciembre 25

    Cuanta razon. Llegamos a un punto en donde ya no se sabe ni lo que significa Navidad, es mas, se relaciona directamente con comilona, regalos y nochevieja de farra, el resto da igual. Con los años pienso igual que tu Nancy, la Navidad carece ya de significado y si se mantiene en muchas ocasiones es o bien por tradicion arraigada o por los niños que pueda haber en la familia para que vean ese espiritu (nunca mejor dicho pues murio hace tiempo).De todas formas, y como decia Metalia, Felices fiestas a todos, pasarlo bien, no bebais en exceso y que este 2009 traiga bla bla bla…

  9. Ollodepez

    diciembre 28

    Personalmente tampoco me gusta demasiado la Navidad, y no precisamente por lo que relatas y eso que son motivos suficientes como para no gustarte.En mi caso, es más un tema personal. En realidad es que no me suele gustar demasiado ningún tipo de celebración impuesta, dentro del saco metería a todas, empezando por el carnaval, o cualquier otra.Celebrar, celebraré cuando me apetezca celebrar algo, y no cuando lo digo un calendario.Ahora bien, desde que tengo sobrinos, siento algo de compasión por la Navidad, el simple hecho de verles la ilusión y esa sonrisa de alegría, para mí es suficiente.¡Felices fiestas! Que ya queda menos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.