Historia en 3 palabras…

Historia en 3 palabras…

Hace tiempo ya publiqué una entrada exponiendo los motivos (de manera cómica) por los que estudio química. Una de las razones…


Hace tiempo ya publiqué una entrada exponiendo los motivos (de manera cómica) por los que estudio química. Una de las razones que se me olvidó exponer fue la de que “me di un golpe en la cabeza y perdí el juicio” porque… ahora me doy cuenta de que hay que estar muy loco para estudiar algo así. Pero en el fondo me gusta. Bueno eso no es a lo que voy.

En aquel momento lo que no dije fue lo “mucho” que me gusta la asignatura de química inorgánica. Mayor plomo (¿lo pilláis? X-D) no vais a encontrar nunca. Pues bien, después de que la profesora tuviera la “brillante” idea de darnos los apuntes directamente, esas clases se convirtieron aún más soporíferas. Para combartir el aburrimiento, he aquí lo que otra compañera, conocida por estos lares como “¡oh su neutralidad!” (una larga historia que surgió en otra de las asignaturas-plomo…) y yo hicimos algo para sufrir menos: HISTORIA EN 3 PALABRAS… Puede que algunas cosas no las entendáis ya que son paranoias que se nos ocurren en clase, pero el texto no deja de ser surrealista a más no poder. No le busquéis sentido…es que no lo tiene X-D:

Érase una vez, en un laboratorio de la UPV, una cruel profesora que hacía llamarse Snape Gil De Muro. Un día, aburrió tanto a sus alumnos de pociones que los intentó envenenar con el fascinante wolframio. Cuando vio que no era tóxico, cogió su katana, fue al despacho, y se hizo el hara-kiri. Pero la espada se oxidó porque era anfotera y le fastidió el suicidio. Fue entonces cuando pasó por allí joven padawan, alias Hannibal Lecter y le dio un tortazo por pesada. Hannibal tenía un bonito turbante que le había robado a su maestra y mentora, Turbante.

Turbante se sentía en el lado oscuro porque no entendía cómo su protegida la había dejado sin papel en la obra que su sable le había prometido. Snape le devolvió su dinero a Darth Vader porque pidió prestado para un nuevo plan para el asesinato de su joven papagayo tricolor.

Entonces “I feel good” empezó a sonar, junto con las alarmas de incendio. Alguien había vuelto del lado oscuro. Era Snape que se había perdido aun con la brújula púrpura del amo Luke. Yoda, bailó en el trasero de un perro sarnoso.

Esta historia empezó cuando Snape recibió el tortazo de joven padawan e intentó suicidarse. Tras esta escena, Turbante compró un pony. Luego, se sorprendió cuando la katana reaccionó con el kaltzio kloruro presente en la piel de Hannibal Lecter dando lugar al temido Apocalipsis. El mundo fue destruido por gases nobles y alcalinos, expulsados por el mango de la katana. Snape se salvó porque tenía un lado oscuro. Huyó del planeta por causas desconocidas. Turbante quedó atrapada con su pony en un agujero del borde exterior. Joven padawan terminó sus estudios de corte y confección en la escuela de ingenieros. Después, se sacó el ojo izquierdo, con legaña incluida, con un boli Bic. Esta historia no terminará nunca y no comerán perdices. Fin, fin, fin.

Epílogo, epílogo, epílogo. Snape estaba sola, deseosa de ser rescatada de su ensimismamiento por un sillón orejero parlante. De la nada surgió Priscilla, reina del desierto; al chocar su triciclo se dio cuenta de que todo era un sueño. ¿O no? FIN.

Ya os advertí que no le buscaráis la lógica… ¡porque no la tiene! X-D

¡¡Saludetes!! 😉

  1. Bra'tac

    mayo 19

    vaya, si q es raro, si. Se os va muxo la olla en clase. Como es el juego? de escribir 3 palabras y el otro tiene q seguir con la historia?

  2. Keydeth

    mayo 19

    JAJAJA… está gracioso hombre… buff a ver si rescato yo alguna de las mias de clases aburridas y la cuelgo en el blog jejeje 🙂

  3. Nancy Callahan

    mayo 19

    efestivi wonder Bra’tac…así la hicimos…y preparaos porque dento de nada habrá otra historia igual de absurda…X-D

  4. […] entregas: apocalípsis con toques frikis, la patata que quería ser pollo y el bocadillo de salami […]