Sobre la ley Sinde: buscando culpables

Sobre la ley Sinde: buscando culpables

A estas alturas, supongo que poca gente habrá que no se haya enterado de que finalmente, la tan polémica ley Sinde…


A estas alturas, supongo que poca gente habrá que no se haya enterado de que finalmente, la tan polémica ley Sinde es más que nunca una realidad. El fin de la neutralidad en la red está cada vez más cerca. Cerrar una web por el hecho de contener enlaces de descargas sería tan fácil como quitarle un caramelo a un niño. ¿O tal vez no?

¿Es realmente el problema de los usuarios? ¿De los internautas? ¿Es verdaderamente la solución el cierre de webs? ¿Debemos llegar a la censura de internet? I don’t think so. El problema no es nuestro, sino del propio mercado. Así es señora ministra, no criminalice a aquellos que no son culpables.

Pero, ¿De verdad nos sorprende que una ley de este tipo haya salido adelante en nuestro país? I’ll say it again: I don’t think so.

¿Qué quiero decir con esto? Pues básicamente que tarde o temprano esto iba a pasar, teniendo en cuenta que estamos en un país en el que cuando compras algo original, te miran como si estuvieras loco, como si hubieras perdido el juicio; ¿Por qué vas a pagar por algo si puedes tenerlo gratis? Esa filosofía es la que nos ha llevado a la situación en la que estamos.

No quiero que se me malinterprete, ¿Quién no se ha descargado alguna vez algo de internet? Todos hemos sido piratillas alguna vez. Lo que quiero decir es que este hecho no es sinónimo de cultura de lo gratis, por llamarlo de alguna manera.

Sí, me he descargado juegos de internet. ¿Significa eso que no compro juegos originales? Para nada. Más bien se da el caso contrario: sí que los compro, lo que pasa es que pago por lo que me gusta, no por aquello que me quieren encasquetar. Y pongo el ejemplo de los videojuegos porque últimamente, son el producto que más consumo. Pero de la misma forma, podría hablar de la música.

¿Qué ha pasado con Spotify? Para quien no lo sepa (algo que veo poco probable, por otra parte), “Spotify es una aplicación empleada para la reproducción de música vía streaming […]. Permite escuchar temas musicales buscando por artista, álbum o listas de reproducción creadas por los propios usuarios” (Wikipedia). Esto es, la posibilidad de tener (casi) toda la música que queramos al alcance de un click. ¿Lo mejor de todo? Es completamente legal, gracias a la publicidad, que les permite pagar los derechos de autor a las discográficas para que nosotros podamos disfrutar de este estupendo servicio.

Como vemos, no todo lo que existe en internet es malo. Si no que se lo pregunten a Radiohead. El propio grupo, colgó su disco In Rainbows en la red, dando la opción al usuario de pagar lo que creía conveniente, incluso de adquirirlo de forma gratuita. ¿Se han arruinado? ¿Les habéis oído pidiendo sopitas? ¿A que no? Eso es lo que diferencia a los músicos de verdad de artistuchos de tres al cuarto; supongo que todos sabréis a quién me estoy refiriendo…

Por otra parte, ¿Es normal que un álbum recién salido a la calle cueste una media de 18 € cuando sus costes de producción son mucho más bajos? ¿Es normal que el mismo videojuego cueste aquí 60 € cuando en otros países es mucho más barato? ¿Verdad que no? Luego, el problema es que Spain is different, nos toman por gilipollas y luego se sorprenden de que exista la piratería…

Pero en todo este asunto sigue habiendo algo que no me cuadra: la propia justicia española ha dictaminado en más de una ocasión que enlazar no es delito. Entonces, ¿Por qué ahora de repente sí lo es? Ah, claro, porque resulta más sencillo matar al mensajero…

Y todo esto sin haberme metido en otros asuntos como la ficción española en general, el cine español en particular, el canon digital, la SGAE, la piratería de consolas, los jailbreaks y otros temas que se han quedado en el tintero y que por sí solos darían material para unas entradas más…

Con todo, a la señora ministra, a los señores de la SGAE, Alejandro Sanz y compañía, les recomendaría que en lugar de quejarse y tener pataletas (porque esta ley al fin y al cabo no es más que eso); se modernizaran, se adaptaran a las nuevas tecnologías para que vieran así que no todo lo que está en la red es malo, que es una herramienta que podrían usar para su propio beneficio en lugar de buscar culpables donde no los hay, y porque como se suele decir: “renovarse o morir”…

Por cierto, Eduard Punset for president!

  1. Nancy Callahan

    febrero 11

    @Calculin “10 euros al mes por toda la música de spotify es realmente una ganga, pero semos lobos y preferimos comer gratis.” Precisamente a lo que me refiero: ¿Por qué pagar si puedes tenerlo por la patilla? ¿Luego nos sorprendemos de que leyes como esta salgan adelante? 🙄

  2. Calculin

    febrero 11

    Lo cierto es que Spotify desde su fundación solo ha presentado perdidas de varios millones de euros (creo recordar que de 40, pero no me hagas caso). Está pensado para ser un negocio rentable a largo plazo, pero depende mucho de que se solucionen las descargas piratas y que consiga más afiliados premium con el tiempo. Porque admitamoslo, 10euros al mes por toda la música de spotify es realmente una ganga, pero semos lobos y preferimos comer gratis.

  3. Ces

    febrero 11

    PLAS PLAS PLAS!!! no podías decirlo más claro 😉

  4. DoktorZero

    febrero 12

    Ni yo mismo me habría explicado mejor, tienes razón en todo, y tampoco hay que ver internet como algo malo, sino como una herramienta más para llegar al ciudadano de apie, que al fín y al cabo es el pagano en la materia. Lo que me hace gracia es lo que comentas de la disparidad de precios que existe en nuestro pais, con respecto a otros países, cuando compramos el mismo disco o videojuego. Como bien rezas en tu post:’Spain is different’

  5. tempano

    febrero 12

    Creo que nunca te lo había dicho pero ¡sal de mi cabeza! XD

    Coincido en todo. La medida Sinde, siempre bajo mi punto de vista, es un efecto rebote que ha venido por el todo gratix. En general la sociedad ha llegado a un punto de descarga masiva que roza lo absurdo, descargar hay que descargar, independientemente que se vea o no, es gratis. Se puede ver a nivel general, no solo con películas, sino con videojuegos, música, software…

    También hay que replantearse qué llevó a esa situación, unas tasas abusivas, unos precios sobre inflados para mantener niveles de vida muy altos en determinados artistas. Se quiere volver al viejo modelo de negocio, a sablar al consumidor por artículos pobres pero que aporten mucho a bolsillos que se han hecho grandes. Es mejor replantearse el modelo de negocio y perder cierta cantidad de dinero antes que perderlo todo pero viene el otro punto.

    Se están promoviendo nuevas alternativas; el alquiler de películas por iTunes, la compra en formato digital, la plataforma OnLive para juegos, Ultraviolet para películas pero el usuario salta con un “no pienso pagar mientras lo tenga gratis” ¿entonces qué se quiere? Parece ser que el cliente tiene muchos derechos pero ningún deber y eso no es así por muy justificado que se quiera.

    Para mi la descarga era una forma de presionar, como cuando te ibas a privar. Veías unos precios inflados y decías “por aquí no paso”, lo descargaba y a correr. Ahora hay muchas no, muchísimas opciones, de conseguir todo a su justo precio. Bien importar vía Amazon.co.uk, Zavvi.com, Play.com, esperas un mes y el juego se devalúa casi un 40% y lo tienes al 50% que en España y, posiblemente, en castellano. Las películas más de lo mismo, más aprovechar las ofertas de eCI de hasta un 40% de descuento ¿es caro Invictus y Gran Torino en BR por 12 euros?

    No sé, así como antes tenía muy claro que la culpa era de la industria, ahora veo que tienen culpa tanto unos como otros. La industria por no querer avanzar y hacer formas nuevas de negocio y el consumidor por haberse encabezonado en querer todo gratis y no pagar ni por lo que le gusta.

  6. Voodoo Child

    febrero 13

    @temprano El problema de las descargas no es exclusivo de España, ni de una cultura propia del todo gratis, por más que nos intenten hacer sentir culpables con ese cuento. Datos por ejemplo de la piratería de software: http://www.nationmaster.com/graph/cri_sof_pir_rat-crime-software-piracy-rate#source

    TODO el mundo descarga, y eso ya es inevitable. No puedes frenar la difusión de la cultura, no puedes impedir que la gente se comunique por Internet, cuelgue vídeos en Youtube, escuche la radio, Spotify o utilice redes de intercambio de archivos.

    Y es mentira que eso sea un problema para los autores. Nunca antes en la historia los artistas habían ganado tanto dinero. La gente sigue consumiendo muchísima cultura: se siguen vendiendo discos (aún siendo un formato ya casi obsoleto somos muchos los que todavía compramos), libros, es raro el que hoy en día no tenga una o varias videoconsolas, y nunca antes ha habido tantos conciertos y festivales de música… Internet ha multiplicado el número de consumidores de cultura.

    La gente está dispuesta a pagar, como ha demostrado la campaña de Juan Gómez Jurado en Twitter de donaciones a Save The Children. O a escuchar publicidad si le ofrecen un buen producto, como con Spotify. Es cuestión de aprovechar las posibilidades que ofrece Internet, y aquí en España tenemos pocos ejemplos, más bien de lo contrario: http://gallir.wordpress.com/2010/07/16/no-seamos-incautos-libranda-no-pretende-vender-ebooks/

    Saludos.

  7. Maeglin

    febrero 13

    Todo es cuestión de no ver gigantes donde hay molinos y poseer la suficiente capacidad de imaginar para encontrara las nuevas oportunidades de negocio que abre Internet, el ejemplo que tú misma das con Spotify es el camino a seguir.

  8. Jackie

    febrero 16

    Hermana, las clavas una detrás de otra. Sólo te ha faltado hablar del gran Alex de la Iglesia y hubieras posteado una entrada que podría firmar yo misma xD
    Me viene a la cabeza una cancioncilla…¿cómo era? Ah, sí: “España, el país de la patraña…de trapicheos, pelotazos y demás”
    Eduard Punset for President! 😀

  9. Nancy Callahan

    febrero 25

    @tempano En todo caso, creo haber sido yo quien te lo ha dicho en más de una ocasión… 😉

    Y como de costumbre, has comentado los puntos que se me han quedado en el tintero; el día que hagamos un blog conjunto será el acabose… xD

    @Voodoo Child El tema de la piratería de software daría para otra entrada por sí sola…

    Lo que hay son artistuchos de tres al cuarto que achacan a la piratería de sus bajas ventas, cuando en realidad no se dan cuenta de que si no venden es porque directamente NO NOS GUSTA SU MÚSICA.

    “Es cuestión de aprovechar las posibilidades que ofrece Internet”, creo que en eso estamos de acuerdo…

    Y todo esto lo dice alguien que descarga, sí, pero también que se está dejando una pasta en aquellos productos culturales que le gustan como cierta serie de culto de cuyo nombre no quiero acordarme… 😛

    @Jackie Lo de hablar sobre Álex de la Iglesia te lo dejo a ti, shurmana

  10. vodkatoxico

    febrero 26

    ay, que cierto todo! ya no es que me miren raro por querer comprarme mis discos originales, es que me llaman tarado por hacerlo 2 veces, en vinilo y en cd ^^UUUU y eso siendo mil eurista, teniendo que pagar el superalquiler y las superfacturas (que como suben las jodías). Pero también es verdad que la forma de descubrir musica hoy en dia es bajarla gratis desde internet, escucharla, y si me gusta, comprarme el cd o vinilo y tirar p’alante. yo mismo estoy en un grupo y dejamos que las canoiones se descarguen de gratis porque es la mejor manera de que la gente venga a vernos. queremos hacer un cd, eso cuesta dinero, y el cd tendra que pagarse (pero de 20 euracos nada, creo que con 5 recuperamos de sobra y algo ganamos). Y si, preferimos tener las cosas de gratis, pero no me extraña, viendo los precios que tiene casi cualquier cosa en este pais…. yo descargo. Pero porque lo pago (tengo conexion a internet y pago un canon porque presuponen que voy a descargar. Pues tendré que sacar provecho a eso que pago. y lo que pago, que se lo paguen a los artistas, no a otros. ¿Cuanto ha pagado Ramoncín a Courtney Love – o aquien tenga los derechos ahora- por destrozar Smells Like Teen Spirit? Eso va con factura? Puedo descargarmela de algun sitio en PDF?

  11. MaJo

    marzo 25

    Hola! Tanto tiempo sin dejar comentario pero aquí me tienes.
    Resulta que leyendo tu opinión expuesta, me queda clarísimo que compartimos varias cosas a nivel internacional, eso de la “cultura de la descarga” es aquí, como en la quebrada del ají. También lo he hecho, también he descargado, pero en su mayoría anime. No a si con los juegos que de esos me informo y luego compramos. Por otra parte nada más de acuerdo con eso que te compras un original y casi que te tildan de tonta, ¿pero como vas a pagar por algo que esta ahí, y es gratis?, compro lo que me gusta, lo que me apetece, lo que colecciono, lo que sigo, pago por un buen producto y su paking, imagen, lo que quieras incluir. Pero al final resulta que cada uno es dueño de tomar la decisión final.
    Por otra parte, leí por ahí y escuche por ahí, que acá, cuando se enteraron de la ley que tienen por allá ustedes, sería una idea a implementar. Lo que no me extrañaría que terminarán copiando algo… ya veremos como se da la situación, aunque de eso fue hace mucho ya.
    Muy buen post, muy bien explicado que todo queda claro.
    Saludines!

  12. […] Sobre la ley Sinde: buscando culpables @Nancy Callahan […]